Capua

twa minimap capua 512х512
NIVELES: VI–X

Con una base en la ciudad y otra en el campo, será importante coordinar tanto vuestras fuerzas ofensivas como defensivas. Si avanzáis demasiado y sufrís demasiadas bajas para luego descubrir que el equipo rival controla el otro entorno, puede que tengáis que emprender una rápida huida hacia vuestra propia base. Del mismo modo, adoptar una táctica extremadamente defensiva provocará que vuestros aliados queden a merced de un posible asedio. En estos casos, la batalla puede ser caótica y dolorosa, pero si tenéis visibilidad de mapa y un equipo bien coordinado, terminaréis siendo el gato, no el ratón.


La batalla en la ciudad puede ser caótica por momentos, con luchas en varios flancos, retiradas apresuradas y toma rápida de decisiones. Para cantar victoria en la ciudad, se antoja fundamental que el equipo esté bien coordinado y avance como una unidad.


En el campo, el combate toma una forma diferente. Existen varios cuellos de botella que podréis usar para mantener el control del mapa, con acueductos y puentes que servirán para tomar posiciones defensivas. No obstante, se debe extremar el cuidado a la hora de abordarlos, pues entre la gran cantidad de hierba alta podrían esconderse bárbaros o arqueros dispuestos a tenderos una emboscada.

Consejo táctico


  • Si avanzáis demasiado y sufrís demasiadas bajas solo para descubrir que el equipo rival controla la otra zona, puede que tengáis que emprender una rápida huida hacia vuestra propia base.
  • Del mismo modo, adoptar una táctica extremadamente defensiva provocará que vuestros aliados queden a merced de un posible asedio.
  • En estos casos, la batalla puede ser caótica y dolorosa, pero si tenéis visibilidad de mapa y un equipo bien coordinado, terminaréis siendo el gato, no el ratón.
Capua tuvo una importancia significativa durante la historia y el auge de Roma, a la cual estaba conectada por medio de una de las principales vías militares de Italia, la Vía Apia. La ciudad vivió numerosos conflictos militares y políticos. En el año 73 a. C, Espartaco se encontraba entre un grupo de gladiadores y esclavos que escapó de una escuela de gladiadores («ludus») próxima a Capua. Capturaron varios carros de armas y armaduras, saquearon la región circundante, reclutaron a muchos otros esclavos y derrotaron a las legiones que enviaron tras ellos. Esto desencadenó la tercera guerra servil.

Contenido relacionado

El Muro de Adriano
Colina Capitolina
Germania
Gergovia
Siguiente Termópilas